Citas Bíblicas

JESÚS FUE POBRE

En los últimos tiempos han surgido versiones hechas por pastores mentirosos, que aseguran que Jesús era rico.  Estos estafadores de la fe, ni siquiera se han tomado el trabajo de tergiversar las Escrituras, directamente y con total desfachatez hablan de las riquezas terrenales de Jesús, haciendo caso omiso de las Escrituras.
Estos pastores fraudulentos, mienten a las personas para justificar sus propias riquezas, riquezas que han conseguido engañando a las personas con pasajes sacados de contexto y suposiciones que nada tienen que ver con el evangelio de Cristo.
En el siguiente análisis, vamos a demostrar que el Señor Jesucristo fue pobre; que los apóstoles eran pobres; y que todo aquel que quiera seguir a Cristo, se convertirá, tarde o temprano, en una persona pobre, inevitablemente.
Permítame aclarar, (por si hay algún lector distraido) que cuando decimos "pobre" no estamos diciendo que Jesús haya sido un indigente, ni un pordiosero; lo que estamos diciendo es que no era rico, es decir, que no tenía las riquezas terrenales que estos pastores dicen que tenía y que ellos sí tienen.

Aclaramos esto último, debido a que los "pastores" que hablan del "evangelio de la prosperidad" engañan a las personas haciéndoles creer que pueden llegar a ser ricas si primeramente"siembran" Claro que esta "siembra" debe hacerse en los bolsillos de estos "pastores", los cuales sí se enriquecen, pero no por bendición de Dios; sino por estafar a las personas.

Respecto a tener riquezas terrenales (como las que estos pastores dicen que sí tenía el Señor) podemos leer el siguiente pasaje: "No os hagáis tesoros en la tierra..." (Mt:19)

Toda persona que haya escuchado a algunos de estos "pastores" debiera tener en cuenta lo que dice el apóstol Pedro:

"Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras... y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas" (2P:2:1-3)

Jesús nació en un hogar humilde.

Jesús no nació en un palacio, nació en un pesebre, es decir en un lugar en donde solo podía estar, siendo su familia pobre. Porque si sus padres (María y José) hubiesen tenido dinero, de seguro hubiesen encontrado un lugar en el mesón, pues “no hay montaña tan alta, que no la suba un burro cargado de oro” y “poderoso caballero es don dinero”
Pero veamos lo que dice la Biblia:

“Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.”(Lc:2:6-7)

Como puede verse en el relato de Lucas, María no estaba rodeada de sirvientes ni comodidades cuando Jesús nació. Ella no tenía sirvientes pues era de condición humilde.

Por otra parte, María, después de los días de purificación, debía ofrecer un cordero y un palomino para expiación, eso es lo que mandaba la ley. Esto lo podemos comprobar en el siguiente pasaje del libro de Levítico.

“Cuando los día de su purificación fueren cumplidos… traerá un cordero de un año para holocausto, y un palomino o una tórtola para expiación, a la puerta del tabernáculo de reunión… y si no tiene lo suficiente para un cordero, tomará entonces dos tórtolas o dos palominos…(Lv:12:6-8)

Esto es lo que la ley indicaba que debía hacerse. Es decir, debían llevar un cordero y un palomino; pero si eran pobres, podían ser dos palominos, y eso es lo que presentaron María y José: dos palominos, es decir, la ofrenda de los pobres. Veamos como lo dice la Escritura:

“Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor… y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas o dos palominos.” (Lc:2:22-24)

Algunas declaraciones del Señor:

Jesús fue pobre a través de toda su vida en la tierra. Toda la Escritura lo demuestra. De manera que decir lo contrario constituye, no solo una suposición, sino un desvarío. Una suposición bastante estúpida, por cierto.
Los falsos maestros autodenominados “ungidos”, hablan de la prosperidad económica y de la supuesta fortuna de Cristo, solo para tratar de justificar sus mal habidas riquezas.
En el siguiente pasaje del libro de Mateo podemos comprobar que Jesús, no solo no poseía una casa, sino que ni siquiera contaba con una cama en donde echarse a dormir.

“Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene donde reposar su cabeza.” (Mt:8:20) Tal vez usted piense que este pasaje no dice que Jesús no tenía una cama, o una casa. Si ese es su pensamiento, le pregunto: ¿Qué quiere decir esa respuesta del Señor?

Este pasaje demuestra que Jesús era pobre. Demuestra además, que quienes quieren seguir a Jesús se verán en la obligación de ser pobres, así como él lo fue.
En efecto, si Jesús en algún momento hubiese sido rico; estamos seguros que toda su riqueza la hubiese dado a los pobres. Pues, de no ser así, él mismo estaría traicionando su propia enseñanza, la cual podemos comprobar en el siguiente pasaje:

“Vended lo que poseéis y dad limosna…” (Lc:12:33)

Vemos que toda persona que quiera seguir al Señor, debe ayudar a quienes lo necesitan. Y si el Señor Jesucristo hubiese sido rico no hubiese sido "perfecto" como enseñaba a quienes querían seguirlo. Veamos algunos pasajes del encuentro con el joven rico:

"Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dalo a los pobres..."(Mt:19: 21) "...anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres..." (Mr:10:21) "...vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres..." (Lc:18:22)

En estos pasajes se puede ver claramente que el Señor Jesucristo no puede haber tenido riquezas terrenales, pues de haberlas tenido, su enseñanza hubiese sido contraria a su proceder. Es decir, ¿por qué le diría al joven rico que vendiese todo y lo diese a los pobres, si él no hacía lo mismo con su riqueza?

Ahora bien: Nadie está obligado a desprenderse de sus propiedades para tener tesoros en el cielo, como tampoco nadie está obligado a seguir al Señor.

Es inconcebible que alguien pueda ni siquiera suponer que Jesús era rico. Solo un demente podría suponer tal cosa, y solo alguien que desconoce la Biblia puede creer semejante barbaridad.
La Biblia dice que Jesús, siendo rico se hizo pobre; por lo tanto, si era pobre,luego, NO ERA RICO!!!

“…ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.” (2Co:8:9)

Si la Biblia dice que se hizo pobre, es evidente que quienes dicen que era rico mienten.

Demás está aclarar que en el pasaje de "corintios" que acabamos de leer, lo que se dice es que fuimos enriquecidos, no en dinero, sino "en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud y en... amor "(2Co:8:7)

El Señor Jesucristo, aun en su muerte fue pobre, pues la tumba en la que fue depositado no era propiedad de él, ni de su familia. Es decir, murió pobre y fue sepultado en una tumba prestada.

“Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña…” (Mt:27:59-60)

Ahora bien: Si jesús y su familia eran tan ricos, ¿Porqué su familia permitió que se lo sepultara en una tumba ajena?

Por su parte los apóstoles tampoco eran ricos; y habían dejado todo por seguir al Señor, como podemos leer en el siguiente párrafo:

“Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido…” (Mt:19:27)

Nótese, que Jesús no le prometió a sus seguidores prosperidad económica en la tierra; sino todo lo contrario. Jesús les promete que heredarán muchas cosas, pero en el reino de los cielos:

“Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.” (Mt:19:28-29)

Por otra parte, debemos destacar que la Biblia no habla muy bien de los ricos, como puede verse en este mismo pasaje:

“…de cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.” (Mt:19:23-24)

Otra de las cosas que se dice de los ricos se encuentra en la epístola de Santiago. Ahí, el apóstol no solo dice que los ricos oprimen a los pobres, sino que blasfeman el nombre del Señor.

“… ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos mismos los que los arrastran a los tribunales? ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?” (Sg:2:6-7)

Nótese que el apóstol no está hablando de los ricos que andan por ahí, los cuales también oprimen a los pobres y blasfeman el nombre de Dios; sino de los ricos que están dentro de la iglesia.

Por último, quisiéramos señalar que las promesas de Dios para los que creen en su Nombre, no son la prosperidad económica; sino la heredad de Su Reino:

“Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?” (Sg:2:5)

En conclusión, debemos destacar que la prosperidad económica que prometen algunos de esos pastores fraudulentos no tiene ninguna base bíblica. Sólo argumentan tales barbaridades para engañar a los que ignorantemente los escuchan, los cuales harían bien en seguir el consejo del rey Salomón, hombre rico, si lo hubo:

“No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y desiste.
¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas?
Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo.” (Pr:22:4-5)

De más está decir que Jesús hubiese traicionado sus principios si hubiese sido rico, pues, ¿qué haríamos con la enseñanza de (Mt:6:25-34)?

"Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéisde vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en granero; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadira su estatura un codo?

Y por el vestido, ¿Por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, como crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se hecha en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Así que no os afanéis por el día de mañana, porque el mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal." (Mt:6:25-34)

Permítame que le pregunte algo: Si Jesús no vivió de acuerdo a estos principios, ¿Cómo pretende que lo sigamos y creamos en él?

Jesús no era un pordiosero, pero estamos seguros que no tenía riquezas, pues, de tenerlas, no hubiese podido vivir de acuerdo a estos principios.

Aunque él no poseía riquezas, su Padre lo alimentaba y lo vestía porque él era un hombre de fe que vivía de acuerdo a los principios divinos.

Algunos dicen que su túnica era muy valiosa y por eso suponen que era muy rico. Ante esto tenemos que decir que tal vez la túnica era muy valiosa, lo cierto es que no lo sabemos pues la Escritura no lo dice; por lo tanto, decir que era valiosa solo constituye una suposición. El hecho de que los soldados se la hayan disputado solo confirma la profecía de los salmos (Sal:22:18) pero no indica que se la disputaban por ser costosa.

 

ALGUNA PREGUNTAS PARA AQUELLOS QUE AUN INSISTEN CON LAS RIQUEZAS TERRENALES DEL SEÑOR

¿Acaso está mintiendo el Señor cuando dice que no tiene dónde reposar su cabeza? (Mt:8:20)

¿Si tenía tanto dinero por qué no tenía una casa? (Mt:8:20)

¿Si tenía tanto dinero por qué le dijo a Pedro que fuese a pescar para pagar el tributo al templo?(Mt:17:24-27)

¿Por qué si tenía tantas riquezas le dijo al joven rico que vendiese todo y se lo diese a los pobres? (Mt:19:21)

¿Por qué no vendió él, todo lo que "supuestamente" tenía y se lo dio a los pobres?

¿Por qué no predicó con el ejemplo?

¿Por qué el apóstol Pablo dice que siendo rico se hizo pobre? ¿Acaso no significa eso que era pobre? (2Co:8:9)

¿Por qué dijo el Señor que era más fácil que pasase un camello por el ojo de una aguja a que un rico entrara al reino de Dios, si él era rico? (Mt:19:24)

¿Hay algún versículo en la Biblia que nos haga suponer positivamente que Jesús tenía riquezas terrenales?

¿Por qué negar la Escritura solo para apoyar supocisiones?