Citas Bíblicas

JIMMY HERNAN ARANA Escribió:

¿En que momento yo soy un pecador? Si la Palabra dice que Jesùs murio por nuestros pecados

Respuesta

Hola Jimmy!! Gracias por seguir en contacto. A propósito de tu pregunta, debo decirte que somos pecadores desde el momento en que nacimos a la vida biológica; es decir que somos pecadores por naturaleza. La explicación es simple: nuestro padre (Adán) era un pecador, y transmitió esa naturaleza pecadora a sus descendientes. Es lo mismo que sucede con los animales, un gato por ejemplo, transmite su naturaleza a sus descendientes gatitos y estos terminan comportándose como el padre gato. (¿Me explico?)
Esto está explicado en (Ro: 5:12)
“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre…por cuanto todos pecaron”
Es decir, Adán no siempre fue pecador; pero se constituyó pecador al desobedecer. Y una vez constituido pecador, pasó esta naturaleza a su descendencia; y como todos somos descendientes de Adán, todos somos pecadores por herencia. Como puede comprobarse en la siguiente cita:
“porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores…” (Ro:5:19)
Todo hombre antes de haber creído en Cristo es un pecador; pero una vez que ha creído en Cristo deja de ser un pecador para ser llamado justo. Esto no quiere decir que deje de pecar. Lo que quiere decir, es que ya no es por naturaleza pecador. Ahora su naturaleza es la naturaleza de Cristo, el cual es Justo. Por lo tanto, todos los que hemos creído en Cristo ahora somos justos. Es decir, somos una nueva criatura. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es…” (2Co:5:17)
Ahora bien: Nuestro viejo hombre (el que éramos antes de creer en Cristo) servía al pecado. La nueva criatura que somos ahora sirve a Dios. ¿Qué pasó con nuestro viejo hombre? El viejo hombre fue muerto en la cruz juntamente con Cristo
“…nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos mas al pecado.” (Ro:6:6)
El Señor Jesucristo murió por nosotros, es decir que cuando él murió nosotros también morimos juntamente con él.
 “…si uno murió por todos, luego todos murieron” (2Co:5:14)
De manera, mi querido amigo Jimmy, que tú y yo éramos pecadores antes de haber creído en Cristo. Pero ahora, al estar en Cristo ya no lo somos. Antes, por naturaleza, éramos pecadores. Ahora, por naturaleza, somos hijos de Dios.
“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” (Jn: 1: 12)
Ya nunca más seremos pecadores. De ahora en más somos justos; y lo somos para siempre. Nada ni nadie podrá separarnos de Dios, pues Cristo es quien nos une. (Ro:8:38-39)
El hecho de que ocasionalmente pequemos, no cambia nuestra naturaleza. Lo que hacemos no determina lo que somos;  sino que lo que somos determina lo que hacemos.
En fin. Espero haber sido claro. Si hay alguna duda no dejes de escribir y con mucho gusto te responderé en la medida de mis posibilidades.
Hasta pronto. Un abrazo desde aquí. Que la gracia del Señor sea contigo.
Ate: Carlos