Citas Bíblicas


 

ALGUNAS CONSIDERACIONES ACERCA DE LA LEY Y LA GRACIA

Hola mi nombre es Ignacio y estuve leyendo su estudio de Contrastes entre la ley y la gracia: ¿es usted cristiano, o fariseo? y a mi parecer le faltó el ingrediente más importante: La SANTIDAD (vivir en santidad); ya que la doctrina de la gracia de Dios, en estos ultimos días se ha vuelto peligrosa debido a la mala interpretación de las sagradas Escrituras la Biblia, refiriéndome al libertinaje o la falsa doctrina de la predestinación " una vez salvos, salvos para siempre) Aunque tambien cabe señalar que la Ley no se anula, sino que se cumple en todo el N.T. y en los cristianos verdaderos que por fe hemos sido salvados gracias a la preciosa gracia de Dios.
 
A continuación pongo algunos versículos ya que eso es lo que piden ustedes como sustento bíblico. Saludos y Bendiciones a todos!
 
* La Gracia:
Fil. 2:12. Preocupemonos por vuestra salvación con temor y temblor.
1 Jn. 3:9:10. El que es nacido de Dios no practica el pecado.
1 Pe. 2:11-12. Abstengáis de los deseos carnales y por vuestras buenas obras glorifiquen a Dios. (Las obras como resultado de vuestra salvación)
Gá. 5:19-21. Los que practican pecado deliberado no heredarán el reino de Dios.
Hb. 10:26-31. Para los que se dicen ser "cristianos" y pecan deliberadamente. - Advertencias.
2 Co. 5:9-10. Debemos ser agradables a Cristo.
Rm. 1:20-32. Pablo hablando la los hnos de Roma.
Etc.

RESPUESTA:
Hola Ignacio. Gracias por seguir en contacto. Respecto a tu comentario, creo que es evidente que en nuestro artículo solo hemos tratado de analizar el versículo en cuestión,(Mt:23:23) a raiz de los muchos maestros que utilizan este versículo para hacer decir al Señor lo que él no dice.
Si hubiésemos querido hablar de la santificación lo hubiésemos hecho, pero en este análisis no pretendíamos eso, sino solo poner al descubierto la verdad enseñada por el Señor en esta crítica a los fariseos.
Sin embargo, es digno reconocer que una vida santa no es precisamente una vida conforme a la ley de Moisés; si así lo fuera, estaría demás hablar de Cristo.
Una vida santa es aquella que solo pueden llevar adelante aquellos que han sido redimidos. Y esa vida santa no está regida por leyes; sino por la justicia, la misericordia y la fe.
Si la santificación estuviese regida por leyes, entonces ¿qué sentido tendría ser cristiano? ¿no bastaría con ser fariseo? ¿acaso ellos no cumplían con lo externo de la ley?

Siempre ha habido personas que se aprovechan de la libertad y abusan de ella. Pero esto no nos da derecho de privarlos de la libertad, pues no son nuestros siervos. Ninguno de nosotros tiene derecho de enunciar leyes que el Señor no ha dictado; y esto es lo que hacen algunos. ¿Sabías que hay congregaciones que obligan a sus miembros a guardar el día sábado a la manera de los judíos? ¿Sabías que hay congregaciones en donde los líderes instruyen a los miembros en cómo deben vestirse, y qué música escuchar y les impiden que bailen? Me pregunto, ¿quién les ha dado a ellos potestad sobre los siervos de Dios?
Es un hecho real que debemos abstenernos de las fornicaciones, idolatría y borracheras (Gá:5:19-21) pero más allá de eso,  permitámosle a los hermanos vivir su vida sin mandamientos de hombres que les impidan usar la luz de su propia razón.
Cada persona debe tener criterio suficiente para regir su propia vida conforme a las instrucciones de Dios. No necesita mi aprobación, ni mi crítica; a menos, claro está, que esté cometiendo pecados explícitamnte enunciados por Dios en el NT.

Bueno. He puesto algunos comentarios (en rojo en tu propio mail) en las citas que nos dejaste; pensaba hacer un comentario en cada una de ellas; pero si espero tener todo listo y recién enviártelo, va a pasar mucho tiempo, por eso te lo envío así.

Hasta pronto. La gracia del Señor sea contigo.

Carlos

* La Ley de Dios:
Mt. 5:17-20. Jesús vino a cumplir la Ley y no a anularla.
RESPUESTA:
Ese pasaje enseña que Jesús vino a cumplir lo que la ley dice de él; pero de ningún modo debemos interpretar que la ley siga vigente pues no es lo que el Señor está enseñando, sino todo lo contrario, los  que hemos creído en el Señor, ahora estamos bajo una nueva ley, la ley de Cristo, que es "la ley del Espíritu de vida", la cual nos ha librado "de la ley del pecado y de la muerte" (Ro:8:2)

Luk. 16:17. Ni una tilde se anulará de la ley de Dios.
RESPUETA:
Esto no significa que la ley siga teniendo vigencia en aquellos que hemos creído. En la ley se lee que todos los hombres estamos bajo maldición por no haber cumplido los mandamientos de Dios; pero también se puede leer en la ley que "el justo por la fe vivirá".
De manera que cuando el Señor Jesucristo dice que no hay nada de la ley que sea frustrado, también se está refiriendo al pasaje del profeta Habacuc.


Rm. 5:13; 4:15. Donde no hay ley no hay pecado ni condenación. Por lo tanto la ley de Dios no se anula.
RESPUESTA:
Bueno, es verdad que donde no hay ley no hay pecado, como es verdad que la ley aun tiene vigencia en aquellos que aun no han aceptado por fe el perdón de Dios. Pero en aquellos que hemos creido, la ley ya no tiene influencia, pues por la ley hemos sido muertos (Ro:6:7) Hemos sido justificados por Dios (Ro:5:1) y además "la ley no fue dada para el justo" (1Ti:1:9)
Te sugiero que medites en esto: "estamos libres de la ley, por haber muerto" (Ro:7:6) ¿Qué más puede hacer la ley con nosotros? ¿Acaso pretende matarnos otra vez?

Rm. 3:19-20. Este es el punto clave. Quien está bajo la ley es aquel es aquel que ha rechazado a Cristo y aquel que vive según su carne (libertinaje)
RESPUESTA:
Estamos de acuerdo en que quienes están bajo la ley son aquellos que no han aceptado a Cristo, pero los que hemos creído en Cristo no estamos bajo la ley. (Ro:6:14)

Gá. 3:24. La ley es nuestro ayo (enseñanza e instructor)
RESPUESTA:
Te equivocas; la ley no es nuestro ayo; "... la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo" (Gá:3:24-25) Es decir: NO ESTAMOS BAJO LA LEY!!!!


Rm. 3:31. Los verdaderos crstianos confirmamos la ley.
RESPUESTA:
El pasaje no enseña que los que cumplen con las obras de la ley la confirman, pues ningún ser humano podrá ser justificado por las obras de la ley (Ro:3:20) lo que el pasaje enseña es que la fe ha venido a confirmar lo que la ley dice. (Espero que comprendas que cuando el apóstol habla de "la ley" se está refiriendo al conjunto de libros que los judíos reconocían como la palabra de Dios, y no solo a los mandamientos que en ella hay.)


Ap. 3:15-22. A los tibios Dios los vomitará de su boca.
RESPUESTA:
Ese pasaje no tiene nada que ver con la ley de Moisés, sino con la ley de Cristo; y no es de la ley de Cristo de la cual estamos debatiendo.


Rm. 2:5-11. Advertencias a los desobedientes que no viven de acuerdo a la ley de Dios.
RESPUESTA:
La advertencia no es para aquellos que no viven de acuerdo a la ley de Dios; (pues en esa condición hemos estado todos) sino para aquellos que por su dureza de corazón, no se arrepienten.
Es necesario aclarar que en la Biblia hay pasajes en donde Dios habla a quienes se han arrepentido de sus pecados y han creido en Cristo obteniedo de este modo la salvación; y en otros pasajes se dirije a aquellos que no lo han hecho. En el pasaje que tú citas de Romanos, el apóstol se está dirigiendo a aquellos que no se han arrepentido. (Ro:2:5)

Rm. 2:12-13. Los hacedores de la ley serán justificados.
RESPUESTA:
En ese pasaje el apóstol no se está refiriendo a quienes conocen la ley; sino a aquellos que no han conocido la ley y han fallecido sin conocerla. ¿Cómo serán juzgados ellos? (Ro:2:15-16)

Romados cap. 2 y 3. Basicamente hablan de la ley de Dios y sus consecuencias.
RESPUESTA:
Si. Pero el propósito del apóstol es poner a todos los hombres bajo la ley, "para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios" (Ro:3:19)
Ahora bien, ¿Para qué enuncia todo esto el apóstol? ¿Para que todos nos circuncidemos? ¿Para que todos ofrezcamos sacrificios? ¿Para que todos apedreemos a los adúlteros, o a nuestros hijos desobedientes y a todos aquellos que no guarden el sábado? NO!! El propósito del apóstol es que el hombre pueda reconocer que está acusado de infringir la ley de Dios y que hay un juicio esperándolo, del cual no saldrá inocente. (Ro:2:5)
Por lo tanto Dios le ofrece el perdón a cambio de su arrepentimiento. (Ro:3:21-26)