Citas Bíblicas

PRIMERA PARTE ¿Es el cristianismo una religión?

Si decimos que la religión se basa, y consiste, en una serie de ritos y creencias por medio de los cuales los hombres tratan de satisfacer al dios que está por encima de ellos, a fin de llamar su atención para que los guíe, ayude y no se vuelva contra ellos; debemos admitir que el cristianismo no es una religión.
En toda religión el dios superior es solo un títere (en todo el sentido de la palabra) que los hombres se fabrican buscando llenar su vacío espiritual.
Los religiosos de todo el mundo realizan toda suerte de ceremonias con el único propósito de no ofender a su dios, o de llamar su atención a fin de que les brinde su ayuda.

En este sentido muchísimas religiones han tomado de títere a Cristo.

Pero el verdadero cristianismo, no es una religión, sino una relación personal con Dios. Esta relación tiene su origen en Dios. Él fue quien creó esta relación. Él mismo vino a buscar al hombre, en un mundo totalmente perdido, para restaurarlo. Lo que motivó a Dios a obrar así, fue su amor por el hombre.

"En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados." (1Jn:4:9-10)

Pero para que esa relación se complete es necesario que el hombre acepte relacionarse con Dios. Esto se logra creyendo en aquel al cual Dios ha enviado:

"Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él" (1Jn:4:15-16)

A partir de esta relación, el hombre comienza a razonar de una manera diferente y por consiguiente su obrar es distinto. Su comportamiento refleja así, la piedad, el amor a Dios, que es traducido en su parte externa en el amor al prójimo:

"Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros." (1Jn:4:11)

Desde un punto de vista cristiano, nadie puede decir que ama a Dios si no ama a su prójimo

"Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿Cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano." (1Jn:4:20-21

De manera tal que podemos concluir diciendo que el cristianismo no es una religión, sino una relación personal con Dios, y que esta relación está basada en el amor de Dios por nosotros y de nosotros por él.
Ahora bien. Dios mostró su amor para con nosotros enviando a su Hijo a morir por nosotros. Y nosotros mostramos nuestro amor a Dios, amando a nuestros hermanos.

SEGUNDA PARTE: ¿Existe aun el cristianismo?

Esta relación entre Dios y el hombre, carece de ritos, de  ceremonias, y no cree en nada que no esté testimoniado en las Escrituras. El verdadero cristianismo está basado en la fe, la cual proviene de Dios, y que además se basa en hechos reales que concuerdan con lo que dice su Palabra.
Es importante destacar, que entre las doctrinas que se enseñan por ahí, no todo lo que parece bíblico lo es. Toda suposición puede estar ligada al engaño, de manera que es mejor no suponer nada y solo guiarse por la palabra escrita.

Toda enseñanza cristiana, que se precie de tal, debe estar registrada con claridad en la Biblia. Es ahí, y solo ahí, en donde se encuentra el mensaje de Cristo.
Por sobre todas las cosas, las enseñanzas cristianas, si verdaderamente lo son, deben estar registradas en el nuevo testamento. En este último documento se encuentran todas las enseñanzas necesarias para el creyente en Cristo.

Muchas religiones a través del mundo, se proclaman cristianas. Pero lejos de proclamar la verdad de Cristo, lo único que logran estas religiones con sus ritos y sus falsas doctrinas, es desprestigiar el mensaje divino.
El evangelio de Cristo libera al hombre, le brinda la posibilidad de razonar por sí mismo, dándole a conocer la verdad acerca de Dios.
Pero así como el mensaje de Cristo libera a los hombres; el legalismo de los falsos maestros los vuelve a esclavizar. En efecto, los falsos maestros tergiversan las enseñanzas de Cristo para manipular a los desprevenidos, en busca de sacar provecho de ellos. Y esto no es nuevo, ya en los comienzos de la iglesia los apóstoles tuvieron que luchar contra el legalismo (Hch:15)
Mediante falsa doctrinas estos maestros fraudulentos, convierten a los hombres en seres temerosos, supersticiosos, e incapaces de pensar por sí mismos y usar la luz de su propia razón.

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Existe aun el cristianismo? Las iglesias que hoy se autodenominan "cristianas" ¿Enseñan y hacen lo que Cristo predicó?
Cuando se analiza al cristianismo, a menudo lo que se analiza es a aquellos que se autodenominan cristianos; y viendo lo que ellos son, se concluye que 2000 años de cristianismo no han hecho al hombre ni mejor, ni mas bueno.
Pero al analizar al cristianismo de esta manera, se olvida que las personas, muchas veces, no son lo que dicen ser.
Pastores estafadores, curas pedófilos y el comportamiento inmoral de quienes dicen ser cristianos, han llevado a los hombres a desconfiar del cristianismo.
La gran mayoría de los líderes y laicos de estas denominaciones, lejos de constituir un buen ejemplo de cristianos, alimentan constantemente con sus obras el desprestigio del mensaje de Cristo. En su mayoría, casi ninguna de estas denominaciones se preocupa por las necesidades de los que menos tienen.
Si el cristianismo no hace al hombre ni mejor ni más bueno ¿Qué sentido tiene ser cristiano?
Cabe destacar que estas personas, con sus malas obras están demostrando que no son cristianas, solo utilizan el nombre de Cristo para engañar con sus fechorías al prójimo.

Pero el cristianismo, como doctrina de redención transformadora del hombre, ha existido a través de todas las épocas durante casi dos mil años, y existirá por siempre. Mientras este planeta siga girando alrededor del sol, el evangelio de Cristo seguirá siendo las buenas nuevas para todo aquel que quiera conocer la verdad y salir de las tinieblas.
Aun hoy, en estos días, es posible encontrarnos con personas que aman a Dios y cuya relación con el Padre eterno se demuestra en cada uno de sus actos.
Personas que conocen el camino de la salvación, y a quienes se los puede reconocer como cristianos, es decir, personas que son semejantes a Cristo. Gente que está dispuesta a ayudar a sus semejantes, ya que esto constituye la verdadera "religión"
Tal vez no los encuentre en las iglesias, pero eso no significa que el cristianismo haya dejado de existir.
Si usted quiere conocer al verdadero Dios y comenzar una relación con él, solo tiene que acercarse a Cristo. Dios le recibirá en su amor.
Estoy seguro que si usted se acerca a Dios a través de Cristo, con corazón sincero y con ansias de conocer la verdad, podrá experimentar el amor divino. A partir de ahí, el mundo no cambiará, ni será mejor, pero comprobará lo hermoso de conocer la verdad, de andar en luz, y podrá contribuir en hacer feliz a su prójimo.

Ante cualquier duda, comentario, o crítica, envíe un mensaje a "citasbiblicas@yahoo.com.ar"