Citas Bíblicas

Congregarnos y obediencia a los pastores:

Gabriel Escribió:

Muchas gracias por su ayuda en las respuestas que nos está dando; ahora quiero preguntar por favor, cómo honrar a Dios con este versículo bíblico que habla de congregarse,(Hb:10:25) y si la Biblia dice que debo obedecer a los pastores, ¿Qué  pasa si éstos están equivocados? ¿Cómo consigo una congregación donde el énfasis sea la obediencia a la palabra en Costa Rica,  Centroamérica? ¿Conoce alguna?
Dios le de sabiduría en todo.
cordialmente GD

"Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos, porque ellos velan por vuestras almas como quienes han de dar cuenta, para que lo hagan con alegría y no quejándose, porque esto no es provechoso". (Hb:13:17)


Respuesta

Hola hermano:
Me complace que podamos seguir en contacto, es de mucha ayuda para mí poder comunicarme con usted tratando de analizar con claridad estos temas.
Gracias por sus buenos deseos para conmigo.
No tengo conocimiento de iglesia verdadera en Costa Rica; esto no quiere decir que no la haya. Pero supongo que es tan difícil de hallarla ahí, tanto como acá en Argentina.
De todos modos no se desanime, estudie la Palabra por su cuenta y pídale al Señor que lo guíe a la verdad, no olvide hacer el bien a quien lo necesite y examine todo lo que oye para poder retener lo bueno. (1Ts: 5:21)

En cuanto a lo que significa congregarse puede leer el artículo que trata ese versículo en nuestro sitio bajo el título: “congregarse no es un fin en sí mismo” Pero a grandes rasgos le diré que "congregarse”, bíblicamente hablando, significa reunirse (no importa en qué lugar) para considerarnos unos a otros (esto es: ver en qué condición estamos cada uno) a fin de poder ayudarnos, alentarnos y animarnos mutuamente al amor y a la buenas obras. Esto quiere decir que al reunirnos debemos ayudar a quien tiene necesidad y alentar a los desanimados cumpliendo así el "amarnos unos a otros" (Jn: 13:34-35; Hb:13:16)
Si usted lee el contexto de (Hb: 10:23-25) podrá comprobar que eso es lo que significa “congregarse”  (Para un estudio más profundo tenga en cuenta que el “amor” es la misericordia, y “las buenas obras” la justicia)
Desde todo punto de vista, hemos de coincidir que reunirnos por reunirnos nomás, sin saber cual es el motivo de nuestra reunión, es absolutamente inútil.
Hay quienes dicen que debemos reunirnos para “adorar a Dios y escuchar de Su Palabra.” Pero creo que estará de acuerdo conmigo si le digo que esto, (aunque parece un buen motivo) no es lo que dice el pasaje del libro de Hebreos, ¿verdad?
Casi todas las personas que se reúnen bajo este pretexto de “adorar y escuchar”, lo hacen ignorando las necesidades de sus hermanos. El apóstol Pablo dice que no se reúnen “para lo mejor, sino para lo peor” (1Co: 11:17-22)

Respecto a la obediencia: La Biblia no dice en ningún lugar que debamos obedecer a quienes se hacen llamar pastores pero no lo son.
El versículo que usted me cita está dentro de un contexto que debemos tener en cuenta para poder analizar con claridad el mensaje.
Si comenzamos a leer desde el versículo siete (Hb: 13:7) veremos cuál debe ser el perfil del pastor, y cuál es el análisis que debemos hacer de él:

"Acordados de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cual haya sido el resultado d esu conducta, e imitad su fe." (Hb:13:7)

De esto podemos deducir:
1-     El pastor debe hablar de la Palabra de Dios. Esto significa que no debe enseñar cosas que la Biblia no enseña por más bíblicas que estas cosas parezcan
2-     Nosotros debemos “considerar cuál haya sido el resultado de su conducta” respecto a lo que enseñó. Esto es, debemos analizar si lo que dijo, y lo que hizo, guarda coherencia.
3-     Debemos “imitar su fe” De esto se desprende, que el pastor es un modelo a seguir (Tito: 2:7-8)

El versículo ocho (Hb: 13:8) es muy importante pues nos da la regla a seguir respecto de aquello que se nos enseña.
Esta regla nos permite discernir si lo que se nos enseña es de Dios o no; pues, si lo que el pastor nos enseña, “no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira …” (1Ti:6:3) 
Deducimos pues, si “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”, (vs.8) entonces lo que se nos enseña debe ajustarse a lo que él dijo en el nuevo testamento, sin que haya en la enseñanza nada que no sean sus palabras; todo lo que no se ajusta a sus palabras son “doctrinas diversas y extrañas” (vs.9)
Por lo tanto, un pastor que no se ajusta a las palabras de nuestro Señor Jesucristo no es un modelo a seguir y carece de sentido obedecerle, al contrario, Pablo dice que debemos apartarnos de esas personas:
“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.” (1Ti:6:3-5)

En fin. Espero haber sido lo suficientemente claro, si no fue así, no dude en hacérmelo saber. Disculpen la demora. Hasta pronto. Que el Señor colme de gracia sus vidas.
atte.: Carlos