Citas Bíblicas

Un amigo Escribió:

Estimados señores:
Al respecto de su artículo sobre el diezmo les digo, que si el libro de Malaquias estuviese dirigido solo a la nación de Israel y no a la iglesia, no veo ninguna razón para que los cristianos nos ocupemos del resto del Antiguo Testamento. La Escritura, sin embargo, claramente dice que somos linaje de Abraham (Gá.3:29).
Hay que entender que los que dependen de las obras de la Ley para su salvación son malditos, porque nadie puede cumplirla, y esta fue dada por Dios para llevarnos a Cristo.
Si yo fuera un pastor o ministro con algún tipo de interés en los ingresos a la iglesia a través de los diezmos y las ofrendas, sobradas razones tendría para decir que el diezmo es obligatorio en los creyentes; pero no es así. Yo he visto la bendición de Dios a través de sembrar en diezmos y ofrendas, y he visto a mi iglesia crecer grandemente por las aportaciones de la grey.
Si los fieles solo aportáramos humildes limosnas a la iglesia, ¿Cómo se patrocinaría la obra de Dios y los salarios para la administración de la iglesia?
El que poco siembra poco cosecha; y lamentablemente hay muchos 'creyentes' con un corazón mezquino que siempre están murmurando en contra de los siervos de Dios que se sustentan de los diezmos, y que dicho sea de paso, dignos son de su salario.
Que Dios los bendiga y les de sabiduría y revelación para su ministerio.
Saludos!


Respuesta

Hola!! Gracias por comunicarse con nosotros y perdón por la demora que hemos tenido en contestarle.
Respecto a lo que tan gentilmente nos ha escrito acerca de nuestro artículo, quisiera pedirle, si usted ha encontrado algo en nuestro análisis que contradiga las doctrinas cristianas, por favor nos lo haga saber.
Ahora, si me permite, voy a hacerle algunos comentarios al respecto de lo que nos escribe.
Si nosotros decimos que está dirigido a la Nación de Israel, es porque así lo dice la Escritura:

"Profecía de la palabra de Jehová contra Israel..." (Mal:1:1)
Y en el pasaje en cuestión, puede leerse:
" Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habeis sido consumidos." (Mal:3:6)
También podeemos ver que está dirigido a la nación de Israel en el versículo nueve
"Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habeis robado" (Mal:3:9)
Ahora bien: ¿Qué puede hacernos suponer que este versículo tiene algo que ver con la iglesia?
Si utilizando este pasaje dijésemos que el diezmo del creyente le pertenece a Dios, ¿no estaríamos malinterpretando la Palabra de Dios?
Tal vez usted crea que, de alguna manera, este texto está relacionado con la iglesia. Yo le pregunto: ¿Por qué? ¿En qué se basa para afirmar tal cosa?
Creo suponer, (corríjame si me equivoco) que usted piensa que al ser nosotros linajes de Abraham, estamos obligados a cumplir literalmente todo lo que el AT dice.
Permítame explicarle que nosotros somos linajes de Abraham por la promesa, no por la ley. Y el profeta Malaquías, está reclamándole a los israelitas que no cumplían la ley. De manera tal que usted está queriendo ligar conceptos que, en su origen, son de distinta índole.
Para poder interpretar correctamente un texto, necesitamos guiarnos por las leyes de la hermenéutica (el arte de interpretar textos antiguos)
Siguiendo las leyes de la hermenéutica podemos llegar a la exégesis (Interpretación espiritual) del texto.
No podemos, querido amigo, tomar cualquier parte de la Biblia y aplicarla en cualquier tiempo, como si todo lo que la Biblia dice tuviese vigencia hoy.
Como usted comprenderá, hay cosa que tenían vigencia en los días de Adan. Otras cosa tuvieron vigencia en los días de Noé, otras en los días de Abraham, otras en los días de Moisés. Etc. La Biblia es un registro de los tratos de Dios con los hombres. (A esto se le llama dispensaciones)
En nuestros días, lo que tiene vigencia lo puede encontrar en el NT.
Se preguntará ¿para qué tenemos el AT si lo que necesitamos saber está en el NT?
Bueno, hay doctrinas, (como la justificación, por ejemplo) que tienen una mayor comprensión para nosotros si conocemos la historia de la expiación registrada en el AT.
Lo que quiero decirle, es que necesitamos analizar cada pasaje de la Escritura, y traerlo a la luz de lo que ya conocemos, para saber qué es lo que Dios exige de nosotros hoy, y qué es aquello que exigía hace tiempo, a fin de saber cómo conducirnos.
Si no analizamos la Escritura, seremos presa fácil de cuanto maestro falso se cruce en nuestro camino, y lo que es peor, nunca sabremos la verdadera doctrina de Cristo, que es conforme a la piedad.

En fin. Espero no haberlo ofendido con estas aclaraciones. Lamento haberme extendido demasiado. Si algo no le ha quedado claro le ruego que me lo haga saber. Permítame que le envíe algo acerca del diezmo moderno.

Diferencias entre el diezmo antiguo y el diezmo moderno