Citas Bíblicas


----------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Quién es el autor de los artículos?

Hola,
He leido con atención algunos de sus artículos y comparto su parecer. Quizá esta sea una pregunta desconcertante, ante las que he leído le hacen, quisiera saber quién es Ud?,
tiene una institución a su cargo? su página es solo suya o de alguna iglesia? es pastor? o que?
Otra cosa a que iglesia debe congregar un cristiano entonces, si las que hay cayeron en corrupcion? o no se debe congregar?.
gracias por su respuesta
 
Humberto.

RESPUESTA:

Hola Humberto!!! Gracia por comunicarte. Tu pregunta es más común de lo que parece a simple vista; varias son las personas que nos escriben preguntando quien soy.
La pregunta es bastante lógica y nace naturalmente, pues cuando leemos algo que nos llama la atención, ya sea para bien o para mal, muchas veces queremos saber quién es el autor de ello.

Bueno. Mi nombre es Carlos, tengo 53 años y no tengo ninguna institución a mi cargo.
La página "Citas Bíblicas" es administrada solamente por mi.
Mi formación doctrinal (en su origen) está ligada a los bautistas, estudié siete años en un seminario de esa denominación y me recibí de "licenciado en estudios bíblicos" pero debo reconocer que todo lo que se y en lo que creo actualmente, me lo enseñó el Señor después que me alejé de los bautistas.
Pertenezco a un pequeño grupo de personas, sin denominación alguna. Somos cristianos y nada más. Tampoco somos "ecuménicos", pero simpatizamos con todos aquellos que buscan conocer la verdad a través de las páginas de la Biblia. Sin embargo estamos en contra de todas las "doctrinas" cuyo origen es dudoso y no pueden demostrarse escrituralmente.
Creemos que toda enseñanza que no tenga su origen en los dichos de los apóstoles es falsa, y que quienes las inventan buscan con ello engañar a las personas para aprovecharse de ellas.

Toda falsa doctrina esclaviza e impide conocer la verdad, la cual nos hace libres.

Tal vez algunas de las denominaciones que se conocen fueron creadas honestamente, es difícil asegurar eso,  pero lo cierto es que en la actualidad no es fácil encontrar una iglesia en donde se predique la verdad.
Por lo tanto, buscar un lugar en dónde congregarse puede resultar una tarea bastante complicada; sin embargo hay que confiar en que Dios nos guíe en esa búsqueda.
Mi opinión es que lo importante de congregarnos no radica en la reunión, sino en el amor y el aliento que nos brindamos unos a otros en la reuniones. Pero sin ese amor y ese aliento las reuniones carecen de sentido.
Tenemos un artículo acerca de esto en nuestro sitio (tal vez ya lo haya leído) en él tratamos de explicar cuál es en realidad el mandamiento de Dios para nosotros.

Muchas de las personas que nos escriben no encuentran en dónde congregarse. Debido a ello, en estos días hemos creado un grupo en la red para que sirva de vínculo entre aquellos hermanos que nos escriben. Es nuestra primera experiencia en esto y no sabemos qué sucederá, pero si quiere puede unirse al grupo.
Como le digo, ese grupo está en formación y todavía no hemos invitado a los hermanos a formar parte de él; pero confiamos en hacerlo muy pronto.

Bueno Humberto, espero haber satisfecho su inquietud. Su pregunta no nos molesta, estamos aquí para servirle.

Hasta pronto. La gracia y la paz del Señor sean con usted y los suyos.

Ate. Carlos

Estimado Carlos, gracias por su respuesta en verdad me ayudó mucho.
Pasaba por momentos de conflicto conmigo mismo debido a la presion de los pastores en contra de mi posición ( me refiero a lo del diezmo y la corrupcion de la iglesia como institución) pensaba por momentos: y si me estoy equivocando?, y si en realidad mi mente humana no es capáz de entender y confiando en mi razón quizá le esté faltando al Señor? Yo no he llevado un curso de seminario ni de teología y los pastores si... quien soy yo para contradecirlos?
Es conflictivo insertarse en el sistema de una institución en la que uno ve corrupción sobre todo en las cúpulas y ver como se desarrolla el "negocio de la Fé".
 Ayer  me sentí muy mal, como si fuera un paria alguien que por sus ideas no puede encajar en ninguna iglesia , y es que cuando manifestaba mis ideas en los cursos de formación cristiana, sentía que podía crear desconcierto entre los demás "condiscípulos" y temía que mis opiniones al final terminaran por crear dudas en mis hermanos y ésto causara su alejamiento de Dios. Oré fervientemente ayer al señor pidiendo una luz para que me aclare y muestre el camino correcto y sin proponérmelo después de encender la computadora llegué a su página.
 
Es reconfortante haber leído lo que Ud. escribió.
 
Reciba un fuerte abrazo y espero seguir aprendiendo y quisiera encontrar la manera de ser útil en la causa de nuestro Señor Jesus... soy un pecador, pero creo que la gracia de Dios es grande y dia a dia quiero crecer para su servicio.

RESPUESTA:

Hola Humberto!! Gracias por sus comentarios. Varias personas que nos escriben nos han contado que la respuesta del Señor a sus oraciones fue encontrarnos en la red. Así que estamos muy agradecidos y contentos por ello.

En cuanto a lo que me cuenta que le sucedió en la congregación, le diré que es identico a lo que a mí me sucedió; de manera que lo comprendo perfectamente.
Lo que ha sucedido con nosotros es que hemos oido al Señor que nos llamaba a apartarnos de la hipocresía. Créame si le digo que no somos los únicos a los que el Señor ha llamado, al contrario, el Señor en estos tiempos está llamando a sus hijos a apartarse del engaño y la hipocresía. Esto lo podemos confirmar en la siguiente cita:

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono." (Ap:3:20-21)

Fíjese que en estos textos el Señor le está hablando a la iglesia (y la está reprendiendo por su hipocresía vs.19) no se está dirigiendo a los incrédulos, sino a los que están dentro de la "iglesia"; y los está llamando a abrir la puerta y cenar con él.
De manera que todos aquellos que nos hemos apartado de las insituciones por la hipocresía que en ellas hay, somos quienes hemos oido el llamado del Señor.

Por otra parte, quisiera comentarle que si usted ha recibido al Señor ya no es un pecador. Usted es un hijo de Dios desde el momento en que creyó en la obra redentora de Cristo (Jn:1:12)
Nunca jamás volverá a ser un pecador pues Dios lo ha justificado para siempre. (Ro:5:1)
Es decir, usted no puede ser las dos cosas a la vez pues son contrarias; Así como no puede ser luz y oscuridad a la vez; tampoco puede ser hijo de Dios y pecador al mismo tiempo.
Tal vez usted piense que es un pecador pues no ha dejado de pecar. Pero lo cierto es que lo que usted hace no determina lo que es; mas bien, lo que usted es, determina lo que hace.
Veamoslo de este modo: Un niño al nacer es un pecador, no por lo que haya hecho (pues todavía no ha pecado) sino porque la naturaleza del pecado está en él y tarde o temprano pecará.
 Así también usted es un hijo de Dios, no por lo que hace, sino porque el Espíritu de Dios mora en usted desde el momento en que creyó en Jesús.(Ef:1:13-14; Ro:8:14)

Bueno Humberto. Espero haber sido claro. Le recuerdo que si lo desea puede unirse a nuestro grupo enviando un correo a citasbiblicas-subscribe@gruposyahoo.com.ar
Aun no hemos invitado a todos los hermanos que nos escriben pues no sabemos bien como utilizar las herramientas que se nos brindan, pero esperamos hacerlo en breve.

Hasta pronto. La gracia del Señor sea con usted y le de entendimiento en todo.

Ate. Carlos