Citas Bíblicas

 

Una amiga escribio:

Hola...
Nuevamente gracias por contestar mi respuesta pasada y gracia por su tiempo... últimamente he estado leyendo la Biblia, a veces hablo de ella, pero sucede que algunas personas dicen que hay gente que se fanatizan con la Biblia y que nada más creen en eso, dicen que fue escrita también por hombres, que tiene contradicciones, y etc, etc. Yo creo en la Biblia y comprendo que fue escrita  por  hombres inspirados por Dios, pero quisiera tener  una mejor explicación  para cuando me digan cosas como estas y también para mi propio conocimiento. Otra cosa es que hay Biblias que se le han quitado algunos libros como por ej. en las iglesias evangélicas, me gustaría saber a que se debe esto si es posible...

Bueno le doy las gracias anticipadamente.. y bendiciones...


RESPUESTA:

Hola!! Gracias por seguir en contacto y perdón por la demora. Bueno. Las personas que leemos la Biblia gustamos de hablar de lo que Dios dice, y a veces podemos parecer fanáticos al hablar de ella, por ello, necesitamos dar razones de lo que creemos a fin de no parecer fanáticos, pues un fanático no razona lo que dice creer; sino que es llevado de un lado a otro por pasiones que no puede controlar.
Pero los hijos de Dios que leemos la Biblia sabemos que su Palabra es una fuente inagotable de sabiduría y que nadie jamás ha podido demostrar que lo que en ella hay no sea la palabra de Dios.
Es un libro singular, no es un libro de literatura, es muchos más que literatura. No es una mera colección de libros; la Biblia es mucho más que eso.

- La Biblia es el registro de lo que Dios ha dicho a los hombres.
- Es el registro de lo que Dios dice actualmente a los hombres.
- Es el registro de los tratos de Dios con los hombres.

Los escritores de la Biblia (el autor es Dios) no se pusieron de acuerdo ni se conocieron para escribir este libro; sin embargo es un libro que guarda coherencia de principio a fin; no se contradice ni se niega a sí mismo.
Las personas que no estudian la Biblia creen encontrar en sus páginas algunas contradicciones, pero todo estudiante de la Biblia sabe reconocer que no existen tales contradicciones sino que sus profecías se cumplen con total exactitud.

Los escritores de la Biblia repiten una y otra vez frases como: "Así ha dicho el Señor"; "Y dijo Dios"; "El Señor ha dicho", etc. en base a esto podemos comprobar que la Biblia es la palabra de Dios, pues es lo que Dios ha dicho y dice.
Veamos algunos ejemplos:
"Y dijo Dios..." (Ge:1:3) "Luego dijo Dios..."(Gé:1:24) "Y dijo Dios..."  (Gé:3:22) "Y habló Dios todas estas palabras diciendo:" (Éx:20:1; 24:1; 25:1)
"Llamó Dios a Moisés, Y habló con él desde el tabernáculo de reunión diciendo:" (Lv:1:1) "Habló más Dios a Moisés diciendo:" (L:5:14; 6:8)

En cada página de  la Biblia  encontramos frases como éstas; es decir, todos los escritores comunican a los hombres lo que Dios les dijo. En cada uno de los libros proféticos nos encontramos con frases como las que siguen: 

"Palabra de Dios que vino a Miqueas..." (Miqueas:1:1)
"Profecía de la palabra de Dios contra Israel..." (Malaquías:1:1)
"Vino palabra de Dios a Jonás..." (Jonás:1:1)
"Palabra de Dios que vino a Joel" (Joel:1:1)
"Palabra de Dios que vino a Oseas..." (Oseas:1:1)
"Vino a mi palabra de Dios diciendo..." (Jeremías: 2:1)
Etc.

Como podemos ver, todos los escritores hacen saber a sus lectores que aquello que comunican es lo que Dios les dijo. Es decir, ninguno de ellos escribió por su cuenta lo que a ellos les parecía, sino que escribieron exactamente lo que Dios les ordenó que escribieran.

El Señor Jesucristo reconoció que todas las Escrituras de Moisés y los profetas eran la palabra de Dios; esto lo podemos comprobar en la siguiente cita:
“... ¿No habéis oído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo: Yo soy el Dios de Abraham...?" (Mateo:22:31)
"...pero es así, para que se cumplan las Escrituras." (Marcos:14:49)

Muchas son las citas en las que el Señor menciona a las Escrituras reconociendo en ellas la Palabra de Dios. Aquí vemos algunas de ellas: (Marcos:12:36; Lucas:24:27; 4:17-19;etc.)
En el Nuevo Testamento también podemos comprobar que los apóstoles reconocen a las Escrituras como la Palabra de Dios. El apóstol Pablo dice que la Palabra de Dios les fue dada a los judíos, reconociendo en esa frase que la Biblia es la palabra de Dios. (Ro:3:1-2)
El Libro de los “hechos de los apóstoles” hace mención a las Escrituras una infinidad de veces: (Capítulo siete; trece; quince, etc.)
Hay un pasaje muy significativo que nos muestra la veracidad de la Palabra de Dios en su totalidad; ese pasaje está en el libro de “Hebreos”; este libro comienza diciendo:
“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas….” (Hb:1:1)
En este versículo, el escritor reconoce que los profetas del Antiguo Testamento hablaron lo que Dios les comunicó; pero lo que dice el versículo dos es realmente maravilloso:
“en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo…” (Hb:1:2)
Es decir: en el Antiguo Testamento Dios habló a los judíos por medio de profetas, pero en estos días nos habla por medio de Su Hijo. Usted y yo y todos los que amamos a Dios tenemos acceso a Dios por medio del Señor Jesús ¿no es maravilloso? Tenemos la dicha de poder hablar con Dios y escuchar lo que Él dice por medio de Jesús. Pero no todos tenemos esa dicha, hay quienes se niegan a oír y no pueden saber lo que Dios dice. Si usted y yo podemos escuchar a Dios no es porque seamos mejores que los demás, sino por la gracia de Dios.

Bueno, querida amiga, como puede ver, los escritores de la Biblia reconocen que lo que escribieron les fue comunicado por Dios; por lo tanto no está mal decir que la Biblia es la Palabra de Dios. Sin embargo, hay que tener en cuenta una cosa: no todo lo que tiene apariencia bíblica es de Dios. Hay muchos textos que parecen de origen divino pero no han sido inspirados por Dios, por lo tanto no son de Dios, sino meramente humanos. Esto es lo que sucede con los libros apócrifos. Los libros apócrifos son libros que no son considerados canónicos, es decir, no cumplen con los requisitos necesarios para ser considerados de origen divino; fueron incorporados a la Biblia católica aun a sabiendas que no eran inspirados. Estos libros sí son contradictorios y no debieran incluirse en la Biblia pues confunden a quienes no saben que esos libros solo tienen un valor histórico pero no son “palabra de Dios”

La Biblia, tal como la consideró la iglesia primitiva, está compuesta por 66 libros:

En el Antiguo Testamento hay 39 libros:
-           Cinco libros de “la ley” (también se le llama el “Pentateuco”) (Génesis a Deuteronomio)
-           Doce libros históricos (Josué a Esther) (La historia de la nación del pueblo de Dios)
-           Cinco libros poéticos (Job a Cantares)
-           Diecisiete libros proféticos (Cinco profetas mayores: Isaías a Daniel; y doce menores: Oseas a Malaquias)

En el Nuevo Testamento hay 27 libros:
-           Cinco históricos (cuatro evangelios y un libro histórico sobre los hechos de los apóstoles)
-           Veintiún libros doctrinales y prácticos para la iglesia (Romanos a Judas)
-           Un libro profético (Apocalipsis)

Bueno, lamento haberme extendido demasiado, espero no haberla aburrido con tanta información. Comprendo que es muy probable que tenga usted nuevas consultas, le ruego que no deje de escribirnos si así fuera, y nuevamente le pido que disculpe la demora. Hasta pronto. Que la gracia del Señor sea con usted y los suyos.

Ate. Carlos