Citas Bíblicas

Roberto Escribió:

Hermano  le doy gracias  a Nuestro Señor por cruzarlo en mi camino, ya que he podido confirmar las verdades que estan en mi,  la necesidad de compartir la identidad en Cristo con libertad. Me encantaría seguir recibiendo estas enseñanzas ya que esto me ayuda a entender y poner en orden las citas bíblicas gracias hermano y espero  mas de usted  en mi correo , bendecidoooooooo y es mi oración ... SEÑOR ENZANCHA  A ESTE TU SIERVO SU TIENDA Y PROSPERA SU MINISTERIO Y LE DOY MI BENDICION EN EL NOMBRE DE MI SEÑOR AMEN...

Respuesta


Hermano Roberto: Gracias por su comentario y sus buenos deseos para conmigo, es un placer para mi que el Señor nos haya llevado a encontrarnos, ya que es mas bien raro cruzarse con alguien que comprenda estas cosas.

La mayoría de las personas no pueden entenderlo porque han sido mal enseñadas durante mucho tiempo y la falsa doctrina ha ido arraigándose en ellas. Esas personas para poder vivir una vida llena del Espíritu, necesitan negarse a sí mismos, y eso es algo que la carne se niega a hacer. El "yo" quiere seguir en el control, y mientras eso suceda Cristo no puede ocupar su lugar. Es decir, que para vivir una vida plena en Cristo, debemos ser "cristocéntricos" y no egocéntricos, pero eso es algo que la carne se niega a realizar, pues, negarse a sí mismo equivale a morir. Por eso el Señor dice:


"Quien quiera venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame..."

La cruz es un instrumento de muerte, por eso negarnos a nosotros mismos equivale a morir. Pero si no nos negamos a nosotros mismos y morimos, él no puede vivir en nosotros.
Para que Cristo ocupe su lugar en nosotros, para que Cristo sea quien guía nuestra vida, es necesario que nosotros le sedamos el lugar en el centro de nuestro ser. Cuando sedemos a Cristo el control de nuestra vida, dejamos de trabajar para Cristo y él trabaja a través de nosotros. Nuestra vida entonces se convierte en una vida plena, llena de gozo en el espíritu, sin frustraciones ni conflictos, ni aflicciones de la carne,cosas estas, que son propias de personas cuyo centro es el "yo"
Hermano Roberto. Ruego que la gracia del Señor sea con usted. Pronto le enviaré algo sobre la vida eterna. Hasta pronto